Débito Directo SEPA (SDD)


El Esquema Crédito Directo SEPA (SDD) posibilita a los acreditadores (facturadores) a cobrar dinero de la cuenta bancaria de un deudor (pagador), en tanto exista una orden de pago del pagador al facturador. Un mandato es autorizado por el deudor para permitir al acreditador cobrar el pago e instruir a la institución bancaria del deudo a pagar esos cargos. Las formas obligatorias para ser llenadas por los deudores (clientes que adquieren productos o servicios) usualmente son entregadas por los propios acreditadores (vendedores de bienes o servicios).

El Consejo de Pagos Europeo (EPC) proporciona guía a los acreditadores en el desarrollo de mandatos eficientes y fáciles de usar de la Zona Única de Pagos en Euros (SEPA). Adicionalmente, el EPC presenta traducciones del texto normativo, como es designio del Libro de Reglas Básicas SDD y el Libro de Reglas SDD Negocio a Negocio (B2B), en los idiomas de la SEPA. Debido a esto, aproximadamente los sistemas de cobro de 16 a 18 millones de negocios en la eurozona y de las correspondientes administraciones públicas están en posición de establecer formatos de normativas SEPA amigables con el usuario, las cuales atienden a sus necesidades.

Reestructuración del Mandato de la SEPA

Los Libros de Reglas SDD bocetan los principios del contenido de los mandatos de la SEPA. La ilustración del mandato como se muestra en el libro de reglas contiene el diseño más extenso posible. En su uso real sin embargo, el formulario por norma SEPA puede ser eficiente de muchas maneras sin perder ningún contenido importante y apegándose a la norma del libro de reglas. En muchos casos, el formulario de norma en sí mismo no tiene que incorporar todos los detalles necesarios para la autorización de un SDD, en tanto esta información sea obtenible de otras fuentes. Adicionalmente, necesita tomarse en cuenta que la mayoría de la información incorporada en el mandato SEPA puede ser suplementada por el acreditador personalmente y por lo tanto, puede ya ser parte del formulario que crea. Los clientes que finalizan y firman dichos formularios en última instancia proveen virtualmente detalles similares en un mandato SEPA a aquellos que proveen en cualquier esquema de débito directo actualmente.

Para traer más claridad a este punto y explicar cómo un formulario SEPA ofrecido por acreditadores a sus clientes puede verse en realidad, el EPC ha publicado documentos guía conteniendo información realista sobre cómo la información de mandato escogida puede ser utilizada en varias situaciones. Usted de hecho puede visualizar un formato SEPA amigable con el usuario.

El EPC ha resuelto potenciales complejidades experimentadas por los acreditadores que desean transferir al Esquema SDD haciendo uso de mandatos de débito directo existentes, los cuales pueden no cumplir del todo con los requerimientos del esquema en relación con formato y contenido de los mandatos SDD. La sección 5 .17 del Libro de Reglas Básicas SDD y la sección 5 .17 del Libro de Reglas SDD B2B presentan asistencia sustancial práctica a acreditadores al renunciar a ciertos requerimientos de estos mandatos anteriores si se utilizan dentro de uno de los Esquemas SDD.